Nadie deja su tierra asi, por dejarla…

No es fácil dejar todo e ir a un país que, aunque tiene mucho en común con el nuestro, no tiene que en tu tierra tienes desde pequeño, me refiero a los amigos. Los primeros años se pasa bastante mal, pero al final los luchadores salen ganando, ganando muchos amigos. Los españoles, según mi experiencia, son los menos xenofobos y  racistas de Europa, así que si alguien se pregunta porque hay tantos rumanos en España, la respuesta creo que es esta: porque somos muy parecidos y los españoles son muy abiertos a todos que vienen con ganas de mejorar su vida y salir adelante. Os voy a contar una historia real, que le paso a mi novia: cuando llegamos a Castellon, en 2002 no hemos venido para quedarnos sino para un mes de vacaciones. Nos ha gustado tanto que decidimos quedarnos, aunque dejábamos atrás (en Rumanía) una carrera de maestra (mi novia) y la de director de ventas (en mi caso) y creerme que no se ganaba nada mal. Como hemos decidido quedarnos, teníamos que buscar trabajo. Dicho y hecho. Mi novia conoció una señora y quedaron al dia siguiente para ir a su casa y limpiarla. La sorpresa nuestra fue cuando la señora le dio la dirección y la llave de casa a mi novia y ala… a limpiar. Como puede ser alguien tan confiado cuando conoces a alguien solo desde hace 2 días atrás, para dejar la casa en su mano ? Este es el español de verdad, el que se fíe de todo el mundo hasta la prueba contraria. Cuando le hemos preguntado porque tanta confianza, nos ha contestado: que la cara de cada uno no engaña, vengas de donde vengas ! Desde entonces he aprendido una lección : dale la oportunidad a cualquiera que demuestre lo que vale. El tiempo tiene todas las respuestas. Ahora, Lidon, es una amiga para siempre. Gracias a dios por tener amigos de verdad.

Ionel Scrofan